+

lunes, 11 de enero de 2016

China como foco de las adaptaciones de novela juvenil romántica de artes marciales

Recientemente descubrí a una escritora llamada Ming Xiao Xi (明晓溪), no por sus novelas pero sí por dos de sus adaptaciones a la pequeña pantalla: Moon River y Tornado Girl. Ambas con el mismo tema central de fondo: las artes marciales y una protagonista dulce y fuerte con la que rápidamente se encariña el espectador.

El año pasado, Moon River se hizo bastante popular durante su emisión debido al argumento y sus personajes, muy similares a los de la aclamada y famosa historia japonesa Hana Yori Dango (en España conocida como «No me lo digas con flores»). Después de verla es fácil de hecho caer en la trampa de pensar que Moon River sea una nueva versión de esta, en especial al principio, pero no lo es. Tuve la oportunidad de verla según se emitió y me encantó, al menos hasta que perdió fuerza hacia el final. No obstante, merece la pena verla por los protagonistas: ella encantadora con un gran sentido de la justicia, y él con un aura de magnetismo que engancha desde su primera aparición. Otro aliciente que ofrece este dorama es que el chico principal es miembro de la BoyBand taiwanesa SpeXial, la cual pone canción al tema de apertura de la serie.

TORNADO GIRL




Pero no voy a entretenerme más con Moon River. Este año descubrí Tornado Girl, la cual me ha gustado muchísimo. Lástima que la primera temporada acabe tan abierta y emocionante en el episodio 32 (estoy literalmente que me tiro de los pelos). En Internet es más fácil encontrar información sobre ella como Whirlwind Girl (旋風少女 - Xuan Feng Shao Nu) o Taekwondo Girl.

La historia gira entorno a Bai Cao, la hija adoptiva de un maestro de artes marciales arruinado, que fue acusado en el pasado de ingerir drogas para ganar en su última competición de Taekwondo. A pesar de sus limitados medios, el Maestro descubre el gran potencial de la chica y la entrena desde pequeña en las artes marciales junto a su otra hija (muy a lo Karate Kid). No obstante, cuando pasa el tiempo, la protagonista es expulsada injustamente a la calle y acogida en una nueva escuela de artes marciales, donde conocerá a tres irresistibles chicos con una historia pasada que los une entre sí.

Aquí empieza lo verdaderamente interesante, pero solo os hablaré de mi chico favorito: Ruo Bai. Este personaje fue para mí amor a primera vista. ¡DIOS! Es un Darcy chino, chic@s!! Material de príncipe azul. Me encanta lo noble y responsable que es, la manera en la que ayuda desde el comienzo a la protagonista desde la sombra, siempre con pocas palabras, siempre duro pero atento hasta al más mínimo detalle. Por este personaje llegué a emocionarme con alguna lagrimita. Hizo que me sintiera impotente en algunas situaciones, y en otras me entraron incluso ganas de zarandearlo, abrazarlo... Y luego está aquella escena en la que come algodón de azúcar con la prota. Esta escena fue tan especial y romántica... Me acordé de inmediato del momento helado que aparece en el lakorn tailandés de Full House.

Tornado Girl ha sido para mí muy adictiva por muchas razones: entre ellas por los personajes tan bien construidos (los mejores amigos de él y ella son un puntazo cómico encantador), la historia de superación de la chica principal (ella nunca se rinde, es leal, honesta, dulce y muy valiente ante la adversidad), los valores que se transmiten, la buena actuación de todos los actores, los diálogos con los que te quedas en la cabeza y que dan ganas de apuntar en un papel...

Me quedo con muchas ganas de leer las novelas y de saber lo que ocurrirá tras ese intenso capítulo 32, pero no me arrepiento de verla. Este dorama deportivo y juvenil romántico era justo lo que necesitaba cuando la vi. Mientras tanto, habrá que esperar a verano de este 2016 para continuar la historia.







Artículo realizado por Eva Rubio

3 comentarios:

  1. Me encantan los doramas asiáticos, estoy enganchada a ellos desde que los conocí. Tengo que admitir que estoy más centrada en doramas coreanos, pero la referencia a Hana Yori Dango me ha llamado la atención (qué buenos recuerdos) y ahora me ha entrado el gusanillo por verla ¡Muchas gracias por la recomendación!

    ResponderEliminar
  2. Eva esta es de la que me comentaste por el face, después de leer esta entrada definitivamente la voy a ver, yo amo a Mr Darcy así que quiero ver su versión asiática

    ResponderEliminar

Trata que tus comentarios hagan referencia al artículo publicado. Los mensajes fuera del tema, promocionales o aquellos que resulten ofensivos para los usuarios de la página, serán suprimidos.

"Todo hombre es tonto por lo menos 5 minutos al día; la sabiduría consiste en no rebasar el límite."

- Elbert Hubbard