+

martes, 16 de junio de 2015

Entrevista a Melanie Rostock, autora de Bittersweet

JR: Antes de nada, Melanie, queremos darte la bienvenida a Juvenil Romántica. Recientemente trabajaste para OZ editorial. ¿Cuál es la mejor experiencia-recuerdo que te has llevado como editora? ¿Te plantearías regresar a trabajar con otros autores?

MR: Mi mejor experiencia como editora fue poder editar libros de los que me había enamorado. Es muy gratificante poder participar de ese modo en la producción de una historia en la que crees mucho. Y cuando compruebas que además los lectores coinciden contigo es sin duda lo mejor de haber trabajado en el sector. 
Pasó por mi mente no hace mucho, poder combinarlo con mi trabajo actual pero seguramente lo descarte, tengo tantos proyectos en marcha como escritora que no quisiera ahogarme, porque quien mucho abarca poco aprieta.
  

JR: Decidiste tomar el camino de la autopublicación: ¿Cómo vía de difusión de tu obra con vistas a una editorial, cómo experiencia y/o cómo un nuevo modo de edición?

MR: Como vía de difusión de mi obra con vistas a una editorial. Quería demostrar que podía vender y que podía gustar a los lectores en lugar de enviar el manuscrito de modo tradicional. Sobre todo ahora que las ventas están muy complicadas hay que dar más seguridad a las editoriales para que apuesten por ti. También es cierto que si no me funciona me planteo la posibilidad de hacer el formato papel directamente en Amazon y seguir con la promoción como hasta ahora. No es una mala opción si lo trabajas bien.


JR: ¿Con qué tres palabras definirías a cada protagonista de Bittersweet?

MR:
----Bambi: dulce, imaginativa, sensible
----Liam: divertido, atormentado, melancólico
----Connie: introvertida, insegura, noble


JR: El acoso escolar es la base argumental de Bittersweet. ¿Qué mensaje darías a aquellos que se encuentran en una situación similar? (No vale el que aparece al final de la novela)

MR: El acoso escolar es un asunto muy complicado y por ello no hay una solución sencilla para tratarlo. Creo que lo más importante es pedir ayuda, si no familiar o del propio centro, a alguna Asociación que se dedique específicamente a apoyar a las víctimas. En mi experiencia también les diría que hay esperanza, que no todo se queda en las aulas de un instituto. Es verdad que cuando se vive una situación de esas características parece que el tiempo no pase nunca, se hace interminable, un infierno. Hay que intentar ilusionarse por algo que te pueda hacer pensar en otra cosa, a mí en su día me sirvió cantar en un grupo de música. Porque te sirve de válvula de escape, te ayuda a creer en ti y sube tu autoestima. Y cuando digo música, puede ser escritura, deporte, cualquier hobby que te guste y disfrutes. 


JR: De Bittersweet para nuestros lectores: ¿Una escena dulce de la historia? ¿Y una escena amarga de la historia?

MR: Dulce, cuando Bambi consuela a Connie, porque dar fuerzas a tu mejor amiga cuando está destrozada, máxime cuando Bambi se siente igual de mal, es la base de una amistad sincera y bonita. 
Amarga cuando los agresores de Bambi aprovechan para humillarla de la peor forma y en el peor momento posible.


JR: ¿Cuáles son los pasos que has seguido como autora independiente a la hora de promocionar Bittersweet? ¿Qué recomendación darías a otros autores que quieran sumarse a la iniciativa?

MR: Estos son los pasos que yo he seguido y recomendaría a otros autores que dieran: 
1. Asegúrate de que tu novela es buena. Para ello necesitas opiniones de lectores, cuanto menos los conozcas mucho mejor porque no se sentirán en el compromiso de que te lo tomes mal. 
2. Reescribe según comentarios con los que estés de acuerdo (no vale no estar de acuerdo nunca con ninguno), reescribe de nuevo, y después vuelve a reescribir.
3. Buena portada, sinopsis trabajada y que incite a querer descubrir más, frase promocional. 
4. Plan de marketing en redes sociales y en medios que sean afines a tu género. Por ejemplo mi plan de marketing se basó en potenciar el título Bittersweet, que ya resume mucho de qué trata la novela, con una frase promocional bien pensada. A partir de ahí, y como no tenía el libro en papel, decidí invertir en tarjetas que están pensadas para la promoción (Seebook) para darle un toque profesional, para enviar a medios influyentes que en mi caso (puede variar según el tipo de libro y género) son los blogs literarios. Y finalmente le di un aire más personal haciendo cajitas home made que contenían golosinas, una amarga y otra dulce para remarcar todavía más el título y frase promocional (cuando has probado lo amargo, lo dulce sabe mejor). Luego, por supuesto el libro tiene que gustar o no servirá de nada el esfuerzo. Es una combinación de todo.
5. Mantener siempre la ilusión. Si no te sale la primera vez, prueba de nuevo, pero sobre todo siempre asegúrate de que has trabajado todo lo posible tu novela porque si no te arriesgas a dejar una imagen de que no te esfuerzas lo suficiente en tus escritos. 


JR: Un diálogo de Bambi.

MR: 
—Si tuvieras que elegir entre sentir mucho dolor sabiendo que habrá momentos dulces o no sentir nada en absoluto para no sufrir, ¿con qué te quedarías?
—Una pregunta interesante —contesta, arrugando el ceño, concentrado.
—¿Te refieres a dolor físico?
Bambi niega con la cabeza.
—Ajá. Suponiendo que hubiera alguna fórmula que te hiciera no sentir, creo que contestaría una cosa o la otra depende del día.
—¿Y qué elegirías hoy?
La respuesta tarda en llegar. Se miran en silencio, como si estuvieran tratando de adivinar lo que piensa el otro antes de que responda.
—Hoy elegiría no sentir —responde, pero sin el tono jovial de siempre la frase suena hueca.
—Pues pensaba que elegirías lo mismo que yo. ¿No crees que si no viviéramos momentos amargos, no sabríamos cómo saben los dulces? No habría ese contraste, como los bombones. Si no supiera cómo sabe el chocolate negro, o aún peor, el chocolate negro con licor, el blanco no me sabría tan bien.


JR: Un diálogo de Liam.

MR: 
—Las tías os preocupáis mucho por todo. ¿A quién le importa si me llamo Liam, si estudio o trabajo o si tengo hermanos?
—A quien quiera conocerte mejor —responde—. Es obvio para cualquiera menos para Míster Casanova —añade poniendo los ojos en blanco.
—Son preguntas de manual. Un coñazo —resopla.
—Ya me dirás cómo se puede romper el hielo contigo.
—Si quieres te lo enseño —le guiña un ojo.
—¿Alguna vez piensas en otra cosa?
—Mmm —alza la mirada pensativo—, no.
Bambi le da un ligero empujón y Liam se echa hacia atrás riéndose.
—No te desvíes del tema. No sé cómo siempre acabamos hablando de lo mismo.
—Vale, vale. Si en el fondo te gusta —Bambi está a punto de contraatacar, pero Liam levanta un dedo—, Ah, ah, ah. Silencio. Voy a continuar con mi crítica literaria si no te importa; siempre interrumpiéndome por ese tema —hace una mueca—, menuda viciosa estás hecha.


JR: Próximos proyectos.

MR: He acabado otra novela que escribí mientras reescribía Bittersweet, no me preguntes cómo lo hice porque no sabría contestar, pero el caso es que solo me faltan dos capítulos para acabarla, y seguramente se publique a partir de septiembre de este año. No tiene nada que ver con el New Adult. Esta es erótica y de humor. Me apetecía hacer algo divertido después de la carga dramática que tiene Bittersweet. 

Al mismo tiempo mi cabeza va dando vueltas sobre la idea de una distopía demasiado ambiciosa y exigente que me deja agotada nada más pensar en la trama que tengo entre manos. De momento está más verde que mi querida Escocia.  



JR: El sueño que hay detrás de la novela Bittersweet.

MR: Sobre todo que guste a los lectores y de momento parece haberse cumplido. También sueño que alguna editorial me proponga hacerlo en papel porque aunque el que esté publicado es ya un hecho, tenerlo en las manos impreso parece como más real. 
Me gustaría lograr que el mensaje del libro llegara a los lectores, para que sean conscientes de que el bullying es un asunto muy grave al que se le debe dar la importancia que tiene, por tanto cualquier aportación por pequeña que sea, suma. 


JR: Para acabar, ¿podrías decirnos de qué modo los lectores pueden ponerse en contacto contigo o estar al tanto de todas las novedades sobre tu trayectoria como escritora?

MR: A través de mi cuenta de correo mel.rostock@gmail.com, tengo pendiente agregar una newsletter a mi página web, pero de momento la red social que utilizo más es Facebook. 


JR: Muchísimas gracias por concedernos tu tiempo para esta entrevista, Melanie. Te deseamos todo lo mejor como escritora y esperamos tener muy pronto en nuestras manos tu novela en papel. 

MR: Gracias a vosotras por invitarme a vuestro espacio, es muy importante para los autores sobre todo los auto publicados como yo contar con vuestro apoyo para difundir nuestra obra. Ha sido un placer contestar vuestras preguntas, y sí, ojalá algún día podamos oler y tocar las páginas de Bittersweet :D 

2 comentarios:

  1. Me suena muy bien ya sólo con el título, Bittersweet :)

    Y con ese "Cuando has probado lo amargo, lo dulce sabe mejor." me ha acabado de convencer.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la entrevista.
    No la había visto hasta ahora. Lo ha trabajado muy bien, a mi la portada y la sinopsis fue lo primero que me llamó la atención. Ver tantas tarjetas con esa portada me llamaba la atención.
    La historia increíble. Realista, dura. Te atrapa y no puedes dejar de leer.

    ResponderEliminar

Trata que tus comentarios hagan referencia al artículo publicado. Los mensajes fuera del tema, promocionales o aquellos que resulten ofensivos para los usuarios de la página, serán suprimidos.

"Todo hombre es tonto por lo menos 5 minutos al día; la sabiduría consiste en no rebasar el límite."

- Elbert Hubbard