+

jueves, 12 de diciembre de 2013

Los días que nos separan (Laia Soler) [Vol I / Reseña]

Abril ha conocido a alguien en la biblioteca, aunque todavía no sabe muy bien a quién. Desde entonces, la sombra de un recuerdo lejano ha comenzado a inundar sus sueños como si de una película antigua se tratase. En ella, se ve en la Barcelona de 1914 como Marina, la hija de una familia pobre, que debe prestar sus servicios como niñera a sus vecinos acaudalados. Sin embargo, algo está cambiando. Poco a poco, la chica de sus visiones se está enamorando del hijo heredero, un amor tachado y prohibido por aquella sociedad, repleta de complicaciones y murmuraciones insanas, lo que es peor, ella misma comparte las mismas emociones por aquel joven frío y elegante. Por otro lado, al mismo tiempo que Abril va obsesionándose con la historia de Marina, quien tanto se parece a ella físicamente, van en aumento sus encuentros fortuitos con el chico de la biblioteca, haciéndole vivir una doble realidad que más se entrelaza tras cada decisión que toma, mientras comparte pequeños mensajes con él. ¿Por qué siente que los protagonistas de sus visiones son tan reales? ¿Qué significado tienen? Y lo más importante, ¿qué relación tienen con ella?

Este es un libro que sin sumergirse en los viajes en el tiempo, nos traslada a través de los sueños de la protagonista a nuestra historia, aquella que nos precedió hasta llegar a quienes somos ahora. Asimismo, con un estilo brillante y cuidado, Soler juega a dos bazas a lo largo de toda la novela, guardándose un As en la manga definitivo, con el que da una vuelta de tuerca a la trama en las últimas páginas. De modo, que partimos con la premisa de dos parejas que nos conducirán a distintos giros argumentales, revelándonos en pequeñas dosis las pistas que nos proporcionarán la verdad de quién es quién en este debut literario. Por un lado, en la actualidad nos encontramos con Abril, un personaje curioso que intenta sobrellevar una difícil situación familiar debido a la separación de sus padres. Luego está Leo, el chico misterioso con el que comparte cartas que les permiten conocerse más el uno al otro. Con respecto al pasado, Marina y Victor. Una pareja completamente chocante en carácter que de algún modo se compenetra. Y si bien Victor está muy bien retratado, no me gustó su personalidad calculadora. Muchas de las veces, o casi siempre, era Marina quien debía no sólo superar las consecuencias de su amor en secreto, sino que se convertía en la fuerza y enlace que mantenía el gancho de la pareja. No llegué a congeniar bien con las acciones y comentarios del protagonista masculino del pasado. Todo lo contrario a lo que me ocurrió con los dos amigos homosexuales del presente de Abril. Divertidos y muy bien introducidos. Aunque todavía me cuesta creer la facilidad con la que logran vender aspiradoras... Pero me sacaron unas cuantas risas, y disfruté de los momentos entrañables en los que aparecían. Sin duda alguna, ellos ponen la nota cómica a esta novela. 

"Los días que nos separan dotan de una voz hermosa y cautivadora a una joven promesa de la novela juvenil. Con este inicio, espero grandes cosas de la autora. Y así, definitivamente, recomiendo esta enternecedora historia de amor a dos tiempos, que en muchos instantes, me hizo emocionarme tanto como en su momento lo consiguió Titanic."


ENLACES DE INTERÉS




Agradecimientos a Plataforma Neo

5 comentarios:

  1. Me gustó mucho esta novela. El nombre del barco quizás lo habría cambiado por otro, demasiado popular... Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Tengo muchísimas ganas de leer este libro, desde hace siglos. T-T
    Pero nunca consigo hacerme con él...
    Gracias por la reseña.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. ¿Soy la única que se fijó en los "niños incombustibles"? xDD Mondante. Aunque... a día de hoy sigo preguntándome por la justificación de la portada, la verdad o.o

    ResponderEliminar
  4. Es un libro precioso lleno de magia, amor, sueños... en definitiva ME ENCANTA ;)

    ResponderEliminar
  5. No me gustó.
    Todavía sigue sin convencerme.

    ResponderEliminar

Trata que tus comentarios hagan referencia al artículo publicado. Los mensajes fuera del tema, promocionales o aquellos que resulten ofensivos para los usuarios de la página, serán suprimidos.

"Todo hombre es tonto por lo menos 5 minutos al día; la sabiduría consiste en no rebasar el límite."

- Elbert Hubbard