+

martes, 10 de diciembre de 2013

Hopeless. Tocando el cielo (Collen Hoover) [Vol I / Reseña]

Sky ha permanecido desde los cinco años hasta prácticamente los dieciocho encerrada en casa de su madre adoptiva. Las normas son muy sencillas: nada de tecnología o estudiar fuera de casa. A pesar de ello, eso no ha impedido que cambie más de chico que de camiseta o que se cuele en el cuarto de su mejor amiga, y vecina, para comer helado y palomitas mientras ven la televisión. Todo parece bastante normal, o eso cree ella hasta que la mirada de un peligroso y enigmático chico se cruza con la de ella en una tienda de comestibles. Jamás antes ha sentido emoción alguna cuando besaba a todos aquellos niñatos con los que se liaba. Pero de algún modo, Holder despierta en ella sentimientos inesperados con sólo tenerlo cerca, que aceleran su corazón y la hacen sentirse más débil y atrevida a un mismo tiempo. Con él está dispuesta a perderlo todo, inclusive su virginidad.

Lo que no sabe, es que Holder es un alma en pena, sin esperanza. Alguien que oculta un triste pasado que podría romper los sueños de ambos y el amor mutuo que sienten por el otro.

Así comienza la historia agridulce de Hopeless, una novela que debe su título al tatuaje que Holder lleva en su brazo, y con el cual pretende recordarse para siempre aquella pesadilla de su infancia que le atormenta. Con unas trescientas noventa y tres páginas Hoover nos traslada a una Texas actual a través del punto de vista de la protagonista femenina, Sky, una adolescente irónica y fuerte, capaz de convertir los rumores en auténticos escándalos, dejando con la boca abierta a todo aquel que se atreva a ir contra ella. No obstante, es un personaje que evoluciona de manera contraria a lo que solemos encontrarnos en otros libros. Si bien al principio Sky es valiente e independiente, a la mitad de la trama (apróximadamente por la página ciento ochenta), se convierte en un personaje dramático y, en ocasiones, excesivamente sensible. Por otro lado, Holder, quien es descrito como de carácter duro y de pocas palabras, se vuelve en cada escena más cariñoso y hablador. La combinación de ambos, que al comienzo era tan atractiva, va en retroceso según avanzamos al mismo tiempo que los problemas les van convirtiendo en víctimas de un círculo vicioso.

Tras acabar su lectura, tuve bastantes pensamientos contradictorios sobre esta novela. Aunque me gustó mucho hasta la mitad, sentí que la continuación restante había sido escrita por una persona diferente. En la segunda parte había párrafos constantes de besos, caricias, abrazos y palabras dulces injustificadas, que habiendo sido suprimidas hubieran dado más encanto al argumento de fondo. El gran amor y la necesidad de declarárselo el uno al otro repetidamente, me resultó en algunos momentos asfixiante e incluso pesado. ¿Dónde estaba aquella fortaleza de Sky y Holder que tanto me había enganchado durante las primeras páginas?

Por otro lado, el final fue resuelto de una manera trágica innecesaria para algunos de los personajes secundarios, complicando y revolviendo los acontecimientos de manera precipitada en varios aspectos. También me han chocado algunas incoherencias, como el que la protagonista no sepa distinguir un televisor de un lector de libros electrónicos, o que nunca haya utilizado un ordenador y mucho menos un móvil, teniendo en cuenta que pasaba la mayor parte del tiempo en casa de su amiga, quien sí disponía de aparatos tecnológicos. Por otro lado, si la madre adoptiva tenía tanto miedo de que viera la televisión, ¿cómo es que nunca sospechó que podría verla en casa de la vecina? Hay muchos datos que quedan inconclusos y que no revelaré para no fastidiar a nadie el desenlace. A pesar de ello, no considero que sea un mal libro. Todo lo contrario, es una historia entretenida que cumple con su cometido y que de haber sido más pulida en su edición original, hubiera logrado un mayor número de seguidores de los que ya de por sí tiene. Los diálogos, ambientación, y caracterización de personajes son algunos de los puntos más fuertes y brillantes de esta publicación, que además goza de un precio que no rebasa de los once euros. Así que espero poder leer pronto su novela compañera, LOSING HOPE, desde el punto de vista de Holder.


"En definitiva, si os gustan las novelas de mucho amor, con protagonistas problemáticos y giros más o menos inesperados de la trama, sin duda, Hopeless os tocará el corazón y os emocionará."


ENLACES DE INTERÉS



Agradecimientos a Debolsillo (PRH)

3 comentarios:

  1. A mi este libro me encantó y me parece una historia preciosa. LO AMO. Lloré un montón! Además la segunda parte "Losing Hope" que en realidad es este libro desde el punto de vista de Holder aclara algunas cosas y hace comprender mejor su punto de vista. Recomiendo totalmente ambos libros

    ResponderEliminar
  2. Me encantó el libro!! Hace poquisimo que lo leí y me quedé enamorada...estoy esperando para Losing hope!! *-*

    Gracias por la reseña.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Leí Hopeless y Losing Hope cuando se publicaron por primera vez y me encantaron, pero realmente el que de verdad me gustó muchísimo fue Finding Cinderella, la novela cortita que la autora publicó gratuitamente en la cual aparecen Sky y Holder como secundarios. La recomiendo muchísimo ;)
    Ana.

    ResponderEliminar

Trata que tus comentarios hagan referencia al artículo publicado. Los mensajes fuera del tema, promocionales o aquellos que resulten ofensivos para los usuarios de la página, serán suprimidos.

"Todo hombre es tonto por lo menos 5 minutos al día; la sabiduría consiste en no rebasar el límite."

- Elbert Hubbard