+

martes, 8 de octubre de 2013

Mañana sale a la venta Pero a tu lado

Ya os anunciamos hace tiempo la fecha de salida, la cubierta y la sinopsis de esta novela. Hoy nos ha llegado un dossier de Alfaguara recordando que mañana sale a la venta y aportando más información. Seguid leyendo sólo si queréis ahondar un poquito más en la trama.



Un intenso y agitado romance
Un oscuro misterio que palpita en cada página


Cuando se es joven los impulsos y las atracciones físicas son tan espontáneas y entusiastas, que a veces es imposible evitar que los sentimientos traicionen y se crucen siguiendo direcciones equivocadas. Una situación similar es la que está viviendo la inexperta Álex en esos momentos en los que tras un decepcionante verano, comienza su último curso en el instituto. Tiene que enfrentarse a la realidad y, por tanto, al choque de atracciones y sentimientos que está experimentando: sigue enamorada del novio de su mejor amiga, pero no puede comentarlo con ella pues teme perderla; y aunque todavía no ha llegado a nada con él, tiene la sensación de estar engañándola con su silencio. 

«El contacto de su tibia y suave piel hizo que me estremeciera. Entonces se fue acercando lentamente hacia mí. Sentía el calor de su aliento cada vez más fuerte sobre mi cara. Colocó su mano en mi nuca y me empujó con delicadeza hacia sus labios, que rozaron los míos.»

Es entonces cuando Álex decide centrarse en sus estudios, y siguiendo los consejos de su amiga Gabriela, olvidarse definitivamente de ese amor frustrado. Inesperadamente, otro atractivo y enigmático chico va a entrar en su vida. Se trata de Oliver, su nuevo vecino, que si al principio parece frío y distante, terminará por entablar una impensada amistad, que parece esconder una sincera atracción. Un accidente de moto que mantiene a Álex durante cierto tiempo en casa, será el punto de acercamiento necesario para que las visitas de Oliver se hagan habituales, y para que la distancia entre ellos se acorte... Pero también supondrá una puerta abierta a los secretos silenciados y a los misterios, que involuntariamente oculta el joven y que ambos tendrán que enfrentar... Aún no lo saben pero para ellos, una arriesgada y peligrosa aventura acaba de empezar.

 «—Hola. Soy…, bueno, supongo que soy tu nuevo vecino —su voz era amable, incluso dulce, melódica y educada. Chocaba con su aspecto, salvaje y transgresor.» 

Desde que conoció a Oliver, la vida de Álex ya no es la misma. Pensamientos y sonidos desconcertantes se meten en su cerebro cuando menos se lo espera. Aunque se lo niega, descubre que ese amor que está empezando a sentir, es como la inquietante melodía que de manera imprevista silba a veces dentro de su cabeza: una tentación que no puede rehuir, una invitación a nuevas sensaciones. Porque cada vez que suena esa canción, significa que Oliver está próximo, con todos los miedos y reservas que lleva a cuestas y que a ella le encantaría compartir... A veces, el verdadero misterio, aquello que da el toque fascinante a nuestras vidas, está más cerca de lo que pensamos. 

«Estaba en mi cabeza. Podía escucharlo perfectamente, como si hubiera estado a mi lado. No parecía un bebé, sino un crío algo más mayor, que sollozaba e hipaba con desconsuelo. También pude escuchar la voz de un adulto. No sabría decir si era de hombre o de mujer, de alguien joven o mayor, pero la oí con total nitidez. No te preocupes, decía, todo va a salir bien.»

4 comentarios:

  1. tengo muchísimas ganas de leerme este libro, a ver cuando puedo hacerme con él *-*
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Tienen muy buena pinta, a ver si me leo el primero y sigo con el siguiente.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Tengo muchisimas ganas de leer este libro despues del buen sabor de boca que me dejo Nunca digas nunca.

    Saludos

    ResponderEliminar

Trata que tus comentarios hagan referencia al artículo publicado. Los mensajes fuera del tema, promocionales o aquellos que resulten ofensivos para los usuarios de la página, serán suprimidos.

"Todo hombre es tonto por lo menos 5 minutos al día; la sabiduría consiste en no rebasar el límite."

- Elbert Hubbard