+

miércoles, 17 de julio de 2013

Segunda etapa de Duelo de espadas para alcanzar el premio final

Seguimos con la segunda entrada diaria en relación a Duelo de Espadas. Como sabéis, cada artículo tratará sobre un tema relacionado con la novela, pero diferente. Entre aquellas personas que dejen un comentario en cada entrada aportando su opinión (con su cuenta), el viernes podrán participar en un sorteo de coleccionista firmado (exclusivo para España).


CONTINUAMOS HOY CON EL COMIENZO DE LA HISTORIA

 Hashtag en Twitter: #DdE
Para RT: @noticierojr




I
Leah


Indagaciones más allá del castillo
Fue su propio grito lo que despertó a Leah. Debido a la crudeza del sueño se había incorporado en la cama y agitaba las manos, intentando defenderse de un enemigo que por supuesto no estaba ahí. ¡Sólo había sido un sueño! El mismo que se repetía desde hacía tres semanas..., aunque negar la verdad no servía de nada. Era una premonición de lo que tarde o temprano sucedería. Ya lo había vivido en más ocasiones. Con los años había aprendido a diferenciar una simple pesadilla de un terrible futuro.

—¡Princesa Leah...! Perdonad mi interrupción —susurró una chica de cabellos rubios que asomaba tras un tapiz en la pared del  fondo de sus aposentos—. Pero os he oído gritar y me preguntaba si os encontrabais bien.

—No te preocupes, Delia, regresa a tu dormitorio.
La doncella obedeció.
Una vez a solas, Leah saltó de la cama y fue directa al balcón. Desde allí contempló la muralla que protegía al castillo, lugar por el que los hombres de la guardia real hacían su ronda. Tras ésta se apreciaba parte del pueblo de Sadira. El castillo estaba aposentado en la cumbre de una montaña y en las faldas de la misma se hospedaban sus aldeanos. Las calles eran todas descendentes, y rodeaban la montaña hasta llegar a las puertas de palacio. Desde la torre de homenaje, Leah contemplaba las casas, todas ellas muy humildes. Por las mismas calles rondaban sueltos algunos animales, como gallos, los cuales ya cantaban debido a la cercanía del amanecer. Las nevadas hacía tiempo que habían terminado y los primeros brotes de primavera ya eran apreciables, en especial en todos los huertos con los que contaban los ciudadanos del reino en sus respectivas viviendas. En su sueño el invierno comenzaba a azotar Sadira y ella no presentaba grandes cambios. Seguía tan menuda como siempre; su porte no mostraba modificaciones e incluso sus cabellos castaños, ligeramente ondulados, seguían exactamente igual. Así pues, según sus suposiciones, tenía nueve meses para evitar que las pesadillas se hicieran realidad.

—¡No me gusta nada cuando frunces el ceño! —le susurró una voz a su espalda.
Cuando Leah se volvió, vio a Gael observándola con gesto preocupado. Siempre le parecía apuesto, incluso cuando mostraba inquietud; en tales ocasiones fruncía el entrecejo y cerraba ligeramente los ojos, provocando que el verdor de los mismos casi ni se apreciase. Era dos años mayor que ella, aunque eso no había sido inconveniente para entablar una buena amistad.

—A mí tampoco me gusta cuando tú lo haces —confesó Leah a la vez que le dedicaba una sonrisa. Tomó la mano del joven y dejó que la guiara hacia el calor del dormitorio. No sabía cómo, pero Gael siempre se las ingeniaba para aparecer en su habitación sin ser visto ni oído. Su confianza era tal que para la ocasión ni siquiera se había molestado en acicalarse o presentarse ante ella en las condiciones adecuadas. Vestía únicamente pantalones verde oliva y una camisa blanca que no se había preocupado de introducir en los pantalones. Era más que probable que su grito le hubiera despertado y hubiera tomado las primeras prendas que tenía a mano.

—¿Has tenido otra premonición? —preguntó con interés y evidentes muestras de preocupación. Al ver que Leah se demoraba en responder, protestó y acabó tomando asiento en la cama—. Sabes que puedes confiar en mí —susurró con dulzura—. Me preocupas; sé cuánto sufres con esos terribles sueños. Ojalá yo pudiera aliviar tu dolor.
Ella sonrió, rindiéndose a sus encantos y dejándose querer. Le gustó cuando Gael la rodeó por la cintura, atrayéndola mucho más hacia él, momento en el que deslizó los dedos bajo su mentón obligándola a que le mirase. Muy tímidamente se agachó y probó sus labios. Siempre era él quien tomaba la iniciativa, pero irrumpir en sus aposentos de madrugada únicamente para saber cómo estaba se había ganado un gesto de cariño por su parte. No sólo le devolvió el beso, sino que también deslizó los brazos alrededor de sus hombros y sus dedos se enredaron en sus lánguidos cabellos rubios, lleno de ondas y bastante revueltos.

—Ahora, ¿por qué no me cuentas lo que has visto? —inquirió Gael poniéndose en pie. Sus manos seguían rodeando la cintura de la princesa y la miraba intrigado—. Te sentirás mejor si me lo confiesas todo. ¡Dime qué has soñado!

Sus últimas palabras sonaron más como una exigencia que como unas palabras recitadas por alguien que se preocupaba por ella. Enfadada, Leah se zafó de su abrazo, dio unos pasos atrás y se cruzó de brazos.

—Prefiero no hablar de ello. Ha sido terrible.
—Por favor, ¡Leah, dime de una vez qué has soñado!


¿Quieres seguir leyendo?


Agradecimientos a Lucía G. Lavado

30 comentarios:

  1. Por aqui paso a dejar mi comentario :-)

    Saludos desde Nadie esta solo =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que eso no vale :P
      Hay que opinar, demostrar que te has leído la entrada :)
      ¡Un besito!

      Eliminar
    2. Lo se, lo se pero no me gusta leer trozos sueltos o primeros capitulos. Si empiezo un libro quiero tenerlo entero para poder ventilarmelo de un tiron o dos si el libro es un poco mas largo.

      Saludos ;-)

      Eliminar
  2. Pero qué buena pinta!!! Quiero más!!!

    ResponderEliminar
  3. Guay, tengo ganas de hacerme con el libro, el la primera vez que veo un libro que empieza con un beso ya! jaja. Eso me ha gustado! No se que tienen este tipo de libros de la edad feudal mezclada con magia, que me encantan, y tampoco se como lo hacen, pero a mi siempre me da la sensación de que aunque todos parezcan iguales, tienen su toque personal que los hace únicos. Tengo muchas ganas de leerme el libro :)

    Un besitoo.

    ResponderEliminar
  4. Oh, me ha gustado mucho la parte de Leah y Gael en la alcoba ;)

    ResponderEliminar
  5. Hola buenas!! :)
    Como no sé muy bien sobre qué queréis que comentemos, hablaré sobre lo que me haya llamado la atención (cuidado, peligro de irme por las ramas XD).
    Bueno, lo lógico seria hablar primero de su poder de premonición, la verdad es que no me gustaría tener ese don, supongo que al principio me sentiría super emocionada de poder conocer el futuro y poder ayudar a la gente pero con el tiempo me daría cuenta de que es un don poco gratificante ya que muchos de los futuros que llegue a ver no podré cambiarlos y me acabaría por volver loca y deprimida. Además, si tengo un poder que pudiera llegar a ser beneficioso para muchas personas, sería el blanco de varios intentos de secuestro, asesinato y al final no podría llegar a confiar en nadie debido a mi don.
    Segundo, no sé si es debido a que el chico (el rubio) que se menciona no está en la portada o debido a lo que dijo al final del fragmento pero no me gusta nada, tiene un sumo interés en la visión que ha tenido nuestra protagonista, me da la sensación que este tío sólo está interesado en su don aunque eso no lo puedo saber por solo un fragmento pero estoy casi segura de que es un interesado.
    Perdón si me he extendido mucho :)
    Me muero de ganas de leer este libro, parece muy interesante, últimamente leo muy pocos libros ya que no hay muchos que me llamen la atención, es eso o porque ahora estoy en mi etapa k-drama XD.

    ResponderEliminar
  6. Guauu, es tan perfectoo!!! Gael me cae fatal, se ve que solo es un interesado, estoy segura de que pronto la traicionará y al contrario que su tío, que me cae muy bien. Tengo que leérmelo cuanto antes, que ya me ha dejado con la intriga!!

    ResponderEliminar
  7. Sinceramente Gael a mi también me parece un mal tipo y no creo que se interese mucho por Leah. La que verdaderamente se preocupa es Delia, qué mona. Se ha levantado y ha venido a ver si Leah estaba bien.
    Lo del gallo me ha hecho recordad momentos de cuando estaba en una granja con mi abuela. Me ha dejado con la intriga.

    Un beso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Cuando me empecé el libro, me desconcertó todo un poco y este 1 capítulo bastante más. Pero se nota que la historia empieza fuerte y sigue aun mejor. Este fragmento esta genial :)
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. uff que ganas de leerlo, yo antes no tenía ni idea de este libro pero solo con este aperitivo me han dejado con ganas de mucho más!!, esto no es bueno para mis nervios XD me habeis dejado con una intriga enorme! ;)

    ResponderEliminar
  10. me ha encantado!! antes no conocía este libro pero ahora tengo cada vez más ganas de leerlo!! pero esto no es bueno para mis nervios! XD muchas gracias por el trabajo! estáis haciendo un trabajo genial de promoción ;)

    ResponderEliminar
  11. Madre mia! Que bien empieza la historia, ha llegado a engancharme. Tengo ganas de saber más de la relación entre Leah y Gael, me han dejado con dudas.
    Besos :D

    ResponderEliminar
  12. Por muy tentador que sea el enlace para continuar leyendo el capítulo, lo voy a dejar donde lo habéis cortado. No quiero seguir enganchándome más, que luego no voy a poder pensar en otra cosa. xD

    La verdad es que empieza de una forma que no es muy original: la protagonista despertando de una pesadilla que lleva soñando desde hace mucho tiempo. Así que en ese aspecto no se puede resaltar ninguna peculiaridad. Salvo el tema de sus ojeadas al futuro. Y como también se puede apreciar en el fragmento, Leah es un personaje muy tenido en cuenta por los que le rodean; no por nada es una princesa. Se ve que contempla lo que puede ver del reino con preocupación, ya que lo que está por venir va a ser algo muy duro con lo que lidiar, y en esto aparece un sigiloso Gael, que por lo que se puede deducir, son pareja.
    Y por último Leah se niega en redondo a describirle el sueño a Gael, por su escabroso contenido.

    Saludos y despedidas. ~

    ResponderEliminar
  13. Gael es un interesado, no me parece bien que utilice sus encantos para hacer hablar a Leah, aunque, eso también le da intriga a la historia.
    Por otra parte me gusta el tema de las visiones por que siempre te pica la curiosidad sobre cómo cambiará el futuro.
    Muchas gracias por el adelanto :).

    ResponderEliminar
  14. No me cae bien Gael, es un exigente, y no me da buena espina, este se la lia a la pobre Leah, o eso creo, dios que ganas de seguir leyendo, Un beso! :3

    ResponderEliminar
  15. Coincido: Gael me ha rechinado un montón. Parece un poco... el típico tío que tiende a manipular. No sé, es la impresión que me ha dado ^^.

    ResponderEliminar
  16. El trocito de la historia está muy bien, la verdad es que este libro me llama mucho la atención :)

    ResponderEliminar
  17. Cada vez me parece más y más interesante este libro!!!!!!! Quiero leerlo!!!!!!!

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola!
    Me ha gustado este primer capítulo, estoy deseando saber las premoniciones que tiene Leah, aunque Gael me ha parecido un poco sospechoso, al principio parecía encantador, pero luego era como si solo quisiese saber todo lo que sueña por otras razones...jum, habrá que ver qué pasa con él ¬¬
    Un saludo ^^

    ResponderEliminar
  19. Uff he leído el fragmento y he tenido que seguir. ¡Era demasiado tentador! Aunque ahora quiero más :S

    Comento un poco mis impresiones: me parece diferente que el primer capítulo empiece con un beso. Leah, creo que es un personaje que me va a gustar ¿una princesa guerrera? Sí, definitivamente es mi tipo de personaje. El otro chico (el de sus visiones, ahora no me acuerdo del nombre, si es que soy malísima) tiene pinta de que le va a traer problemas y creo que el poder de Leah puede ser muy interesante. Otra cosa que quiero saber más es el tema de la magia. ¿Está prohibida?

    En fin, que me he quedado enganchada :D

    ResponderEliminar
  20. Creo que Gael se trae algo entre manos... Aunque me ha gustado mucho cuando apareció de la nada.

    ResponderEliminar
  21. Me ha gustado bastante este primer capítulo, muchos misterios y mucho potencial para esta historia. Que Leah tenga el don de la premonición es muy interesante.
    Gael no me transmite buenas sensaciones y Jeriah me chirría que sea tan joven, si tuviera 10 años más estaría mejor.

    ResponderEliminar
  22. Me ha gustado este fragmento jaja. El libro empieza fuerte, con la premonición y el beso (¡Por fin un beso en el 1º capitulo!)Coincido con la opinión sobre Gael jaja. Espero poder leer pronto el libro entero.

    ResponderEliminar
  23. El primer capítulo, sin duda, te incita a seguir leyendo aunque tengo que reconocer, que a mí terminó de conquistarme mas la historia de Brianne =P
    Besos ^^

    ResponderEliminar
  24. Uooooh, me ha gustado mucho, jejeje cada vez tengo más y más ganas de disfrutar este libro, sobre todo si el resto es tan bueno como lo parece al principio.
    Un saludo ^^

    Pd: Me gusta Gael, tiene los ojos verdes, como yo e.e

    ResponderEliminar
  25. Me encantan los principios con tanto enganche :3 Me ha dejado con ganitas de más *__* Y los personajes me dan buenas vibraciones... Me encanta eso de romper el prototipo de princesita delicada y en cambio sean capaces de sacarse las castañas del fuego :3 ¡Ganas de maaaás! :P

    ResponderEliminar
  26. La intriga que te deja con el sueño, y Gael, cabello rubio, ondulado.... Parece perfecto y queda muy adorable con la princesa.
    El estilo de escritura es genial. Te sumerge en la época totalmente,
    Un primer parafo ideal!

    ResponderEliminar
  27. Ayyy odio leer los primeros capítulos, porque luego sufro, si no tengo el libro para seguir leyendo... ahora tengo los dientes tipo Drácula hambriento T_T
    ainss

    ResponderEliminar
  28. no melopuedo cree!! me encanta ,tiene una muy buena pinta, tengo ganas de seguir leyendo este libro. espero que aya muchas aventuras.

    ResponderEliminar

Trata que tus comentarios hagan referencia al artículo publicado. Los mensajes fuera del tema, promocionales o aquellos que resulten ofensivos para los usuarios de la página, serán suprimidos.

"Todo hombre es tonto por lo menos 5 minutos al día; la sabiduría consiste en no rebasar el límite."

- Elbert Hubbard