+

jueves, 21 de junio de 2012

Entrevista express a Amaya Felices. Recordamos su última publicación

Amaya Felices nació en Huesca y actualmente reside en Zaragoza, lugar en el que se basa su primera incursión -según ha declarado- en la novela juvenil romántica: Pacto de piel. Estudió Ingeniería Química y el primer ciclo de Filología Inglesa. Trabaja como profesora de secundaria desde el año 2.003. Autora de El pozo de todas las almas (Serie Gótica, editorial Mundos Épicos) y de Hechizo de Invierno, relato ganador en el I Premio de Narrativa Romántica de La Maquina China, publicado en el libro Sueños de Navidad.


JR: ¿Quién es Sandra?

AF: Es una detective que vive y trabaja en Zaragoza. Tiene dos peculiaridades: es muy estricta en su trabajo y no se concede nada de tiempo libre o de descanso y, además, es una sabueso. Es decir, una raza creada por los ángeles para actuar como sus policías. Ella tiene dos poderes, atravesar paredes (o sólidos en general) y la marca. Esta es una runa que, cuando la traza, le da el poder suficiente para ejecutar al criminal que ha marcado pero, en contrapartida, tiene un tiempo muy limitado para hacerlo. Si no, morirá presa de terribles dolores.
Aunque aparenta unos veinte, en realidad es de las más antiguas de los suyos. El problema es que sus señores le borran los recuerdos cada vez que ella se humaniza.

(Nota: La autora aclara "La única prota que tengo universitaria es la de Hipernova (con Ediciones Babylon, mi otra novedad) pero ese libro es RA. Sandra aparenta unos veinte pero solo trabaja, no estudia. En realidad tiene varios siglos de edad y un ADN muy peculiar. Su compañero, al ser otro sabueso, también ha vivido unos cuantos siglos y el licántropo... bueno, ese está buenísimo y es tan joven como aparenta: veintipocos.".)


JR: ¿Cómo describirías al chico que hará palpitar con fuerza el corazón de nuestra protagonista femenina?

AF: Menudo problema... son dos. Uno es Samuel, su nuevo compañero. Además, la historia está narrada a dos voces y una de ellas es la de Samuel en primera persona. El otro es un lobo, un licántropo, que la vuelve loca cuando la pilla subida a una mesa registrando una lámpara rota en la escena del crimen. Ambos son capaces de hacer palpitar el corazón de una chica, el problema es que solo uno de ellos puede tenerla. Y solo uno de ellos será capaz de darlo todo por amor.



JR: ¿Qué es lo que más has disfrutado escribiendo de esta historia?

AF: Samuel. Me enamoré de él, lo confieso. Iba a ser un secundario pero me pareció tan interesante que quería saber más de él: quién era, por qué estaba allí, por qué amaba a Sandra, cómo había sido su vida, cómo pensaba... vamos, que hasta que no lo descubrí todo, como si él fuera un chico humano real y yo la que estuviera conociéndolo, no pude "soltar" la historia. Esa sensación de que has conocido a alguien maravilloso, interesante y quieres saber más, es la que tuve con el detective Samuel.

JR: Con tus propias palabras, ¿Con qué frase definirías tu novela?

AF: En medio de la investigación de un asesinato, el amor llevado hasta sus últimas consecuencias.


¿Quieres saber más sobre la novela? ¿La conocías pero no sabes donde adquirirla? Entra en la web oficial del libro y descubre un nuevo universo plagado de Ángeles, demonios, humanos, brujas, fantasmas, licántropos, sabuesos, caminantes y nosferatus... un mundo cuyo precario equilibrio depende del corazón de los dos jóvenes detectives, un lugar donde hasta los más terribles crímenes pueden ser redimidos.




Entrevista realizada por Eva Rubio


Agradecimientos a Amaya Felices

2 comentarios:

  1. Gracias por la entrevista, muy interesante ;)

    ResponderEliminar
  2. Que tres guapas. Besazos. Leí Pacto de piel y me encantó.

    ResponderEliminar

Trata que tus comentarios hagan referencia al artículo publicado. Los mensajes fuera del tema, promocionales o aquellos que resulten ofensivos para los usuarios de la página, serán suprimidos.

"Todo hombre es tonto por lo menos 5 minutos al día; la sabiduría consiste en no rebasar el límite."

- Elbert Hubbard