+

lunes, 7 de noviembre de 2011

Prada y Prejuicio (Mandy Hubbard)

Título: Prada y Prejuicio
Título Original: Prada and Prejudice
Autor: Mandy Hubbard
Traductor: Cristina de la Cerda
Sello Editorial: Ediciones Laberinto
Fecha de publicación: Mayo de 2010
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
Formato: 22,7 x 14 cms
Nº de Páginas: 288
ISBN: 978-84-8483-464-9
Precio: 13,50€
Edad Recomendada: A partir de 14 años

Sinopsis:
A Callie todo le sale mal; está cansada de ser la típica chica torpe y empollona. Por eso durante una excursión a Londres decide comprar su entrada a la popularidad: un auténtico par de zapatos Prada. Pero estos resultan ser demasiado altos y, nada más comprarlos, tropieza en una de las adoquinadas aceras londinenses y cae golpeándose la cabeza. Al despertar, se encuentra en 1815. De repente se ve perdida, pero por suerte la confunden con una antigua amiga de la familia del duque de Harksbury a quien esperan de visita. Allí conocerá a Emily, la amable prima de Alex, el guapísimo pero arrogante duque de quien Callie se enamorará perdidamente y quien parece esconder algo siniestro…

Booktráiler (en inglés):


Opinión personal:
Callie es una adolescente que es conocida por su torpeza y por beberse los libros. No en vano, es la empollona de la clase. En el instituto organizan un viaje a Londres y así es como Callie, acompañada de otros alummnos, cruza el charco en un avión. Una vez instalada en la ciudad del Big Ben, Callie siente que no encaja dentro del grupo de las populares y para hacerlo, decide comprarse unos tacones de Prada. Aun sabiendo que su madre la matará cuando vea la factura, la protagonista entra en una tienda y pilla unos zapatos rojos que la enamoran al instante. Para presumir, y aunque no conjunten con la ropa que lleva, se los calza y sale a dar una vuelta (muy digna ella). El problema viene cuando descubre que los tacones son demasiado altos: tropieza y cae de bruces, perdiendo el conocimiento. Al despertar, descubre que está muy lejos del núcleo urbano que recurría unos minutos antes: se encuentra en medio de un camino de tierra, rodeada de arboles y viendo pasar carruajes tirados por caballos. Comienza a caminar y llega hasta una casa en la que la confunden con una visita que esperaban. Callie decide hacerse pasar por Rebecca ante Emily, y su guapísimo primo Alex, el duque de Harksbury. Al principio, piensa que están todos locos, disfrazados y comportándose como si fuesen de otro siglo, pero pronto descubre la verdad: está en Londres en plena época victoriana. Todo parece sacado de una novela de Jane Austen. A la espera de buscar una solución a su pequeño gran problema, esta viajera en el tiempo se las apaña para cambiar unas cuantas cosas típicas del s. XIX. 

Extracto de la novela:
(...)-¿Por qué ella es una Lady y yo sólo una señorita?
Alex abre la boca pero se queda callado. Le he pillado desprevenido.
-¿Perdón? 
-¿Por qué no me ha llamado Lady a mí también?
La chica reprime una risita y se acerca, como si fuera a haber un enfrentamiento verbal y quisiera verlo en primera fila. El tipo que está detrás de Alex hace otro tanto. Ni que esto fuera un espectáculo.
-Porque no es usted una dama -responde Alex.
Yo lo miro boquiabierta de indignación.
-¿Qué quiere decir con eso?
Él enarca una ceja, como si le estuviera preguntando algo estúpido.
-Un dama es un miembro de la nobleza, ya sea por matrimonio o por linaje, y usted no lo es ni por lo uno ni por lo otro.
Ésta sí es buena; sobretodo viniendo de alguien que tiene una hija ilegítima.
-En el lugar del que provengo-le digo- una mujer es una dama por que se comporta como tal, porque actúa con dignidad y respeto: no se le da el tratamiento de Lady por un pedigrí ridículo...
Si bien es cierto que Prada y Prejuicio es una novela sin muchas pretensiones y algo predecible, no por ello deja de ser divertida y perfecta para pasar una tarde leyendo junto a la estufa. La protagonista hace lo posible por encajar en un contexto histórico que no es el suyo y con el que no está de acuerdo. Y la lía parda cada vez que tiene ocasión: le enseña a bailar el baile del robot a los mozos de cuadra, está en contra de que quieran casar a Emily con un hombre mayor que ella y al que no ama y la ayuda a trazar un plan. También está dispuesta a hacer que Álex confiese un pecado que tiene oculto ante el resto de miembros de su hogar: Callie sospecha que tiene una hija secreta. Aunque en realidad, utiliza esto como excusa para acercarse al Duque de Harksbury porque en el fondo le gusta muchísimo. Un JR suave bastante entretenido, que os sacará más de una sonrisa por las ocurrencias de la protagonista.

Sobre la autora:

Mandy Hubbard, también conocida como Amanda Grace, es la autora de la Prada y Prejuicio, You Wish, But I Love Him, y varias novelas Young Adult. Trabaja como agente literario para D4EO Literaria. Actualmente vive feliz para siempre con su marido y su hija pequeña en Tacoma, Washington.

Según nos consta, Ediciones Laberinto traerá a España otra novela de la autora titulada Ripple, cuyo argumento gira en torno a las sirenas:



Enlaces de Interés:
-Página de Ediciones Laberinto
-Web de Mandy Hubbard
-Live Journal de la autora
Ficha y opinión por Rocío Muñoz

Agradecimientos a editorial Laberinto

6 comentarios:

  1. La vdd a mí no me gustó este libro. Es bastante predecible y la chica me pareció un poco tonta.

    Le he tenido ganas a Ripple, pero con la mala impresión que me quedó de la autora, lo he olvidado poco a poco. Espero echarle mano cuando se publique en español ;)

    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  2. Me gusta Jane Austen, de hecho estoy leyendome otra vez Orgullo y Prejuicio así que vivir otra historia en el mismo tiempo que ésta, me apetecería mucho... al menos para pasar el rato junto a la estufa!
    Besos :*

    ResponderEliminar
  3. Me lo leí hace tiempo y aunque tiene cuatro cosas que hacen gracia en definitiva no es un libro que me enganchase.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado la reseña. Sincera, directa y destacando el punto divertido de la novela. Pero me llama mucho más esa de ahí abajo, ya sabes ;D, pero mucho muchoooo.


    Vamooos a ver que tal!

    ResponderEliminar
  5. El libro en si me ha gustado, pero quitandole el hecho de que al final me quedo debiendo

    ResponderEliminar

Trata que tus comentarios hagan referencia al artículo publicado. Los mensajes fuera del tema, promocionales o aquellos que resulten ofensivos para los usuarios de la página, serán suprimidos.

"Todo hombre es tonto por lo menos 5 minutos al día; la sabiduría consiste en no rebasar el límite."

- Elbert Hubbard