+

miércoles, 27 de enero de 2010

XVIII PREMIO EDEBÉ- GANADORES-


RODRIGO MUÑOZ AVIA Y MAITE CARRANZA, GANADORES DE LA XVIII EDICIÓN DEL PREMIO EDEBÉ DE LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL


Rodrigo Muñoz Avia (Madrid, 1967), con Mi hermano el genio, y Maite Carranza (Barcelona, 1958), con Palabras envenenadas, son respectivamente los ganadores de la XVIII edición del Premio EDEBÉ de Literatura Infantil y Juvenil.

Las dos obras premiadas enlazan directamente con la realidad, a veces muy dura, de los niños y los jóvenes. La idea de que “El mundo se divide en dos tipos de personas: los genios y los demás” es el principio de la historia de Muñoz Avia, ganadora de la categoría de novela Infantil. La niña protagonista, cuya pasión es el fútbol, no rivaliza con los fuera de serie, los excelsos, como su hermano, un virtuoso pianista. Ella intenta que suenen las cuerdas del violín que le han impuesto sus padres, ambos músicos, pero su ilusión son los partidos con su equipo. Su tenacidad y empeño abrirán los ojos de su familia y cambiarán la suerte de su genial hermano.


Maite Carranza, por su parte, ganadora de la categoría de novela Juvenil, hacía tiempo que deseaba escribir una historia sobre el maltrato de género. Quería hablar de las mentiras, los secretos, los engaños y las falsas apariencias en nuestra sociedad. Palabras envenenadas es un relato sobrecogedor y una denuncia valiente sobre los abusos sexuales infantiles. Las devastadoras consecuencias y su frecuente invisibilidad no pueden quedar en la impunidad. Una trepidante novela de intriga con una enorme fuerza sobre una realidad devastadora.
--------------------

Desde Juvenil Romántica les mandamos nuestra enhorabuena a los ganadores!!!

Para más información:

NOTICIA EN EDEBÉ DE LOS GANADORES.

Agradecimientos a la editorial edebé.

1 comentario:

Trata que tus comentarios hagan referencia al artículo publicado. Los mensajes fuera del tema, promocionales o aquellos que resulten ofensivos para los usuarios de la página, serán suprimidos.

"Todo hombre es tonto por lo menos 5 minutos al día; la sabiduría consiste en no rebasar el límite."

- Elbert Hubbard