+

viernes, 22 de enero de 2010

Willow (Julia Hoban). Reseña

Título: Willow
Autora: Julia Hoban.
Traducción: Sonia Real Puigdollers
Diseño de la cubierta: Aline Henry
Imagen de la cubierta: Cordon Press, S. L.
Sello editorial: Ediciones Ámbar.
Encuadernación: rústica con solapas
Nº páginas: 336
Dimensiones: 23x15 cm
Primera publicación: septiembre 2009
Lugar de edición: Sant Cugat del Vallés (Barcelona)
ISBN: 978-84-92687-05-3
Nº de páginas: 336.
Precio: 15 €
Edad recomendada: 16 - 17

------------------------------------------
EVALUACIÓN DE CONTENIDOS:
Superación ***
Amistad ***
Amor ****
Intriga *
Determinación: JR Puro
------------------------------------------



SINOPSIS:

Es difícil guardar un secreto cuando lo llevas escrito por todo el cuerpo.”

Los padres de Willow murieron en un trágico accidente de coche, dejándola no sólo con el dolor que supone enfrentarse a una pérdida sino también con el peso de la culpabilidad, ya que era ella quien conducía. Ocho meses después, su hermano mayor casi no le habla, cree que sus compañeros de clase le culpan por lo ocurrido y Willow se evade del sufrimiento con el que carga marcando todo su cuerpo con las heridas del pasado. Pero cuando un chico llamado Guy descubra su secreto, nacerá una intensa relación que conseguirá sacarla de ese mundo extraño que ella misma se ha formado.


(Imagen cedida por la autora a JR)
AUTORA:

Julia Hoban (Nueva York) es actriz, dramaturga y escritora. Ha publicado varios libros infantiles, sin embargo, Willow es su primer libro para adolescentes.


Reseña (contiene Spoilers, adelantos):
Es difícil imaginarse como un simple giro del destino vuelca tu vida completamente...

Willow Randall encajará su nueva forma de existencia de una manera que nadie imagina. Sólo han pasado unos meses y todo su mundo ha cambiado.
Su frustración, su ansiedad, su sentimiento de culpa sólo se irá por medio del dolor autoinflingido, como si su propia sangre fuera la más dulce de las drogas.

Tras la muerte de sus padres, reputados investigadores sobre la antropología y amantes de la palabra escrita, Willow se trasladará a vivir con su hermano mayor (David), la mujer de éste (Kathy) y su sobrina (Isabel). Aún así... ¿cómo puede sentirse tan sola? De repente, ve como la relación con su hermano queda destruida entre resentimientos y medias conversaciones sin ningún final, y su vida se vuelve relativamente (aparentemente) sencilla: va a clase, sintiéndose ignorada e ignorando a todo aquel que se la acerca y trabaja como ayudante en la biblioteca universitaria, pero ni ella misma imagina, que este será el lugar en el que poco a poco recobre las ganas de vivir.

Willow conocerá el amor, la comprensión y la salvación entre las polvorientas estanterías del almacén de la biblioteca, dónde conocerá a Guy, un joven que verá en ella más allá de la propia superficie, quien además será el primero en conocer su secreto —cuando a ella se le cae el bolso y descubre las cuchillas con las que se autolesiona— y juntos sufrirán los altibajos y las situaciones de desesperación psicológica que a Willow le atormentan desde aquel fatídico accidente. Así, lentamente, Willow comenzará a abrirse al mundo de Guy, a sus amigos, y a abandonar la pequeña burbuja solitaria en la que como única compañía tenía una pequeña cuchilla.


Opinión personal:
He de reconocer que cuando comencé a leer, me sorprendí por su tipo de narración, no realmente nueva, pero si fuera de lo común, pues estoy acostumbrada (no se si será una moda) a leer libros que pretenden meterte en un personaje narrando en primera persona. Su autora nos muestra no sólo el sufrimiento interior de Willow, sino también el de aquellos que la rodean, quizás si cabe de forma más objetiva que si de una primera persona se tratase, dándonos una perspectiva más amplia de la situación.

He de decir que considero que el libro nos habla del afán de superación, y también del poder del amor, encarnado en la mítica figura del príncipe azul (quien sabe en cualquier esquina nos estará esperando). Entre sus páginas conoceremos el bonito romance que surgirá con un chico, bastante atractivo y llamado Guy, en una simple biblioteca universitaria; dando lugar a una intensa conexión entre ambos (provocada por el propio sufrimiento de Willow), que irá en aumento mientras ella va siendo capaz de abrirse a él, al mundo y dejarse ayudar.

Creo que es un libro francamente duro, para reflexionar no sólo sobre la protagonista sino también sobre nosotros mismos.

En cuanto a su final, puedo adelantaros que es cerrado (así que no os asustéis, que es sólo un libro, jeje). Eso sí, considero que hubiera valido la pena que la autora se hubiera detenido un poco más en el cierre de la historia.
Desde luego, no puedo acabar esta reseña sin recalcar una frase de la protagonista que creo resume gran parte del libro…



…Willow se seca los ojos con el dorso de la mano. Y, mientras le ve marchar hacia donde está su hija, vuelve a sentirse golpeada por el hecho de que ella ya no volverá a ser la hija de nadie… ese hecho nunca cambiará.”


Una historia que te hace ver, que cuando todo está oscuro y no hay salida, aparece algo o alguien que está dispuesto a meteterse en esa oscuridad expresamente para salvarte. No todo se acaba cuando crees que ha llegado el final...

Como curiosidad, aquí os dejo la cubierta original extranjera:



Y otra cubierta (procedente de UK, donde se le ha cambiado el nombre por SCARRED, algo así como Cicatriz o Lleno de cicatrices):



También, para aquellos que ya hayan leído la historia y quieran probar algo de la misma temática pero en formatos distintos y un pelín más fuerte, pueden lanzarse con LIFE de Kaiko Suenobu, un manga que cuenta la historia de una chica que también se automutila como escapatoria a la realidad. En nuestra sección manga shoujo podréis encontrar más información sobre los tomos.




Fantráiler del libro (autor: María Cabal)





Reseña realizada por Laura Cabo,
revisada y completada por Eva Rubio





Agradecimientos a editorial Ámbar
.



10 comentarios:

  1. Yo me he leiido ste libro i uauuuu me encantoo enganxa desde la primera pagiina(me lo leii en 2 diias) sta super bien se lo recomiendooo a todoo el mundo =D

    ResponderEliminar
  2. Uoooooooo yo ya tengo este libro en mis manos, en cuanto pueda lo voy a leer ya que he oído muy buenas críticas y con esta más ganas tengo!!:D


    daniel

    ResponderEliminar
  3. ;)Libro brillante¡¡donde los haya¡¡
    algo nuevo y diferente;)
    besotes

    ResponderEliminar
  4. Hoy mismo he subido yo tb la reseña y es un libro que me ha apasionado. Duro pero precioso!

    Sludos ;)

    ResponderEliminar
  5. La reseña está muy guay =)
    A mi tb me ha recordado al manga de Life aunque, como aún no he leido Willow no puedo opinar.

    Un besote

    ResponderEliminar
  6. Ufff, Willow...

    Este libro... me encantó, es maravilloso, me toca de forma muy profunda y no sé, me lo devoré en dos días, ¡no podía parar!

    Una reseña increíble

    ResponderEliminar
  7. Wooo la crítica ha quedado chulisima maquetada ^^. Se me pasaron los enlaces sorry jeje

    ResponderEliminar
  8. Creo que debería leerlo :D Pero no estoy segura, la edad reconmendada es 16-17 y yo tengo 13... es tan duro como para no poder leerlo yo? o lo podré 'aguantar'? xD Besos.

    ResponderEliminar
  9. Sencillamente...MARAVILLOSO!!!

    La edad no importa, yo tengo dos años menos que tu y soy una gran deboradora de libros de jovenes creeme e leido libros que son mas fuertes que este. Le coji ayer de la biblioteca (no me sale rentable comprar libros a la belocidad que los leo)y hoy me quedan diez paginas que en brebe ire a leer.

    Recomiendo este libro a tod@s,es muy profunda la forma en que habla Willow de sus sentimientos.
    Bueno me estoy enrroyaaando.
    bss (=

    ResponderEliminar
  10. me ha encantado, esta mañana lo he empezado, y wow!!! es un gran libro!! creo q a muxas les llegarìa!!

    ResponderEliminar

Trata que tus comentarios hagan referencia al artículo publicado. Los mensajes fuera del tema, promocionales o aquellos que resulten ofensivos para los usuarios de la página, serán suprimidos.

"Todo hombre es tonto por lo menos 5 minutos al día; la sabiduría consiste en no rebasar el límite."

- Elbert Hubbard